Consejos Antes de Contratar una Página Web para PYMES y Emprendedores

Como emprendedor muchas veces  se topa con la necesidad de adquirir servicios  que beneficien a su empresa o que mejoren la productividad; pero pocas veces los proveedores conocen su situación económica y no optan por darle paquetes que se ajusten a sus necesidades.

Uno de los grandes momentos al comenzar un negocio es posicionarlo en Internet, y para eso se contrata la construcción de una página web.

Como proveedores y expertos en consultoría web para pymes, le compartimos las recomendaciones importantes para que en su próxima contratación ponga mucha atención.

a) El propósito de su sitio web

Es importante que a partir de este momento conozca bien sus intenciones y los objetivosque quiere cumplir; además de que al hacer una inversión importante debe considerar hasta las cosas más básicas. Para saber que pretende con la construcción de su sitio web, pregúntese lo siguiente:

¿Por qué quiero un sitio web?, que beneficios puede obtener mi negocio con un sitio web?, ¿es razonable el costo de inversión con los beneficios?

b) Tipo de página y contratación

Esta recomendación va de la mano con la decisión anterior, pues ya que conozca el propósito de tener un sitio web debe transmitir el mensaje adecuado.  Este mensaje se va a trasmitir de dos maneras, a tevés de una página corporativa y una página vendedora.

Página corporativa es una página de internet donde se coloca información de la empresa,  generalmente el “quienes somos”, “servicios/ productos”, “galerías”, etc.; pero pocas veces son las que ofrecen un plus conocido como material de valor. En términos simples es como folleto digital.

El costo promedio de estos sitios oscila entre los $4,000.00 y $5,000.00, ofreciendo el servicio básico de la carga de información, el diseño o plantilla, y costo extra por modificaciones.

Página vendedora a diferencia de una página corporativa, esta opción es una forma de presentar producto o servicios de forma directa pero sutil, estructurado como psicológicamente lo acepta un consumidor y ofreciendo un gestor de archivos como la mejor herramienta para ser el administrador del sitio y no depender totalmente de proveedores.

El costo promedio de estos sitios oscila entre los $3,000.00 y $4,500.00, ofreciendo carga de información, diseño, y todas las modificaciones que desee ya van incluidas.

En ambos casos de tipos de páginas, puede encontrar ligeras variantes en las condiciones de dominio, hosting, etc; pero lo ideal es que busque el paquete más completo, que se adapte a sus necesidades y que cumpla con las expectativas de ingresos que usted desea tener.

c) Especificaciones

Muchas veces escuchamos al proveedor ofreciendo los paquetes con los que cuenta y solo esperamos  que no se pase del presupuesto que destinamos, y hasta llegamos a decir que nos muestre varias opciones para elegir.

Pero es importante que si el proveedor no menciona todos los benéficos, o especificaciones del contrato; usted pregunte. Esto sirve para que usted quede satisfecho y el proveedor realice el trabajo que le ofrece.

Usted debe ser lo más específico posible en externar sus requerimientos,  diseño, beneficios, costo, garantía, tiempo de construcción, número de páginas o cantidad de información, etc.

Esto también involucra derechos de propiedad,  pues aunque pareciera poco interesante; los sitios web representan una propiedad intelectual y por eso es importante saber quién tiene los derechos.  En un principio se establece que el derecho es del creador; pero puede llegarse a un mutua cuando entre proveedor y cliente para que finalmente se los quede el cliente.

d) La seguridad es otro punto importante, qué tan garantizado es  que su sitio se salve de los hackers.  En este aspecto, muchos proveedores únicamente se dedican al diseño y la carga de información, pero a usted como cliente no le dan el beneficio de salvar un sitio,  y termine con la responsabilidad total de los ataques maliciosos.

e) Contenido y diseño no está de más recordar que estos elementos serán lo visto y atractivo de su sitio. Por eso el contenido debe  destacar las cualidades de su servicio o producto, la redacción debe ser importante y por eso debe hacerla usted y nadie mejor que quien conozca la empresa.

No olvide los conejos rápidos: presentación del producto, beneficios, características, garantía y bono de regalo.

Para  el diseño, recuerde que “menos es más”, como todo proveedor de diseño se lo debe decir; pero si usted no lo sabía, tome en cuenta que debe equilibrar lo que quiere comunicar y lo que debe comunicar. No agregar sus gustos personales, respetar la identidad corporativa,  adecuar colores y estilos al concepto de lo que ofrece; y dejarlo a las manos del profesional.

Si quieres aprender como GANAR VENTAS para tu Negocio, te recomiendo el curso "Haz Ventas con Internet" - ¡Inscribete Gratis! da clic aqui